You are here: Home » Bancos » Cómo lograr un buen manejo bancario

Cómo lograr un buen manejo bancario

A menudo, el sobrecosto de los productos y servicios que usted adquiere con una entidad, muchas veces, depende del manejo que haga de ellos.

Existen, entre varios, algunos mitos que se han popularizado sin contar con un verdadero fundamento.

Las entidades financieras ofrecen productos y transacciones que no tienen ningún costo; la administración que usted le de a los mismos, puede representar un ahorro en comisiones y cargos. 

Es por esto que le recomendamos:

  • Trate siempre de retirar el dinero de los cajeros que pertenecen a la red de su entidad.
  • No exceda el tope de retiros gratuitos al mes: averigüe con su entidad la cantidad de operaciones que puede realizar al mes desde su cajero automático de manera gratuita.
  • Averigüe si dicha transacción tiene costo y si es el caso, programe sus retiros mensuales y utilice canales alternativos como Internet o banca móvil, los cuales pueden resultar más baratos o gratuitos.
  • Marque su cuenta como exenta del 4 x mil: usted puede tener una cuenta de ahorros exenta de este impuesto, siempre y cuando sus movimientos mensuales no excedan los $9.394.350 (350 UVT en 2013). Recuerde que los pensionados poder tener hasta dos cuentas exentas.

Si usted tiene alguna inconformidad, petición, reclamo o queja, existen mecanismos puestos al servicio de los ciudadanos para solucionar esos requerimientos. Puede acudir a las oficinas de las entidades, al Defensor del Consumidor Financiero de su entidad o a la Superintendencia Financiera.

El defensor es la persona que se encarga de resolver de manera gratuita y objetiva las quejas y reclamos. También es el vocero de los consumidores ante la respectiva entidad financiera, frente a la cual presenta recomendaciones sobre los productos y servicios y actúa como conciliador entre la entidad y el consumidor.

Todas las instituciones bancarias poseen una plataforma tecnológica con la que los clientes pueden realizar sus transacciones cotidianas y ahorrar tiempo. Los servicios en línea (internet, teléfono móvil y/o corresponsal bancario) incluyen tanto la posibilidad de realizar pagos y hacer transferencias, como hacer consultas y averiguaciones financieras.

Además de la línea telefónica y los asesores que se ponen a disposición del usuario, las entidades financieras han optado por hacer de las redes sociales un gran aliado. Los recursos tecnológicos que manejan son administrados por expertos, que de seguro le darán una rápida respuesta a su proceso o inquietud.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

Scroll To Top